Experiencias de implementación de servicios en ciudades digitales centrados en la gente

Anibal Carmona (Unitech)

Una ciudad plantea un gran desafío para los actores de la puesta en marcha de Ciudades Digitales y para ello hay que encontrar la tecnología sustentable.
La industria indica que hay tres variables que tienen que comulgar lo más inteligentemente posible: sociedad, medio ambiente y economía.
Una sociedad que acepte el medio ambiente como recurso escaso, un medio ambiente que vaya a tono con la economía. Y finalmente, una economía  que se entienda con la sociedad en la igualdad de oportunidades y acceso.
Una ciudad más inteligente en su administración, educación, sanidad, seguridad, trafico, energía y edificios más inteligentes.
Todas las áreas son inter dependientes y esto las potencia en su capacidad de sustentabilidad de manera exponencial.
Una ciudad inteligente sabe armonizar estos sistemas en post de la sustentabilidad para desarrollar innovación en función de los ciudadanos.
El desafío más grande,al desarrollar una administración inteligente, es que el back office (su infraestructura, entre otros) sea percibido por los ciudadanos ya que la inversión en el área pública es el dinero de todos. A través de los impuestos que luego el gobierno devuelve a la ciudadanía se realiza la inversión y ella lo tiene que  percibir. Esto es todo un desafío.
Cuando las políticas están claras se pueden rediseñar y hacer un planeamiento que permita la interdependencia de las áreas y la posterior sustentabilidad económica a mediano y largo plazo.
La identidad digital es el primer paso para comenzar el camino hacia una ciudad inteligente.
La experiencia se llevó a cabo en la provincia de San Luis donde se hizo foco en la identidad digital, que abarca a todos los ciudadanos.
Se imprimió el primer documento electrónico que contiene un chip que permite tener certificados digitales. Este documento marca un hito al dejar de ser un sellado de firma para ser una firma digital. Esta experiencia comenzó aplicándose con las mismas autoridades judiciales hacia adentro para luego extender la experiencia a la ciudad y sus los ciudadanos.
El mencionado desarrollo acarrea diversos beneficios sustentables que van desde la ausencia de impresión de todo tipo de documentación, por ende, no hace falta tonner, ni tintas, ni papeles; hasta, inclusive la no necesaria presencia física de la persona para realizar trámites o enviar documentos y/o contratos.
Por lo tanto, la base es la ciudad digital es la identidad digital.
Es importante destacar lo que conlleva “La cultura de dejar el papel estando ajustado a derecho”.
También hemos trabajado en seguridad. En una ciudad hay infinidad de cámaras, pero ¿qué sentido tendría reemplazar policías o gente de calle para ver monitores? Obtener grandes volúmenes de información y poder comunicar esto a la ciudadanos. En materia de seguridad, poder incidir en bajar el delito con una herramienta tecnológicas a su servicio es uno de los desafíos y focos.
Otro área en la que trabajamos es el de la salud pero no aplicar la tecnología para ordenar historias clínicas y tenerlas disponibles sino tener el poder de los datos de mi salud en mis manos como ciudadano; generar que nadie acceda a mis informes clínicos. Esto implica un gran desafío en seguridad y tema de privacidad en la publicación de información.
Conclusión: para tener efectividad en políticas de desarrollo de ciudades más inteligentes centradas en el ciudadano, los gobiernos deben garantizar el derecho del acceso, la educación y la identidad digital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s