Presente y futuro en la Sociedad de Conocimiento

Alicia Bañuelos (Consultora de IT), Pablo Aristizábal (Aula 365), Mercedes Miguel (GCBA)
Modera: José María Lamorte (Bloggers Report).

La consultora de IT Alicia Bañuelos explicó que la sociedad del conocimiento, que es la apropiación de las personas de la información para producir conocimiento, es tanto multicéntrica como multicultural.
“Vivimos una época de oportunidad, liberadora de potencial de innovación y desarrollo, pero también tiene que tiene dos talones de Aquiles”, dijo.
Esas debilidades son:
-la desigualdad: la globalización no se ha caracterizado por incluir a toda la gente.
-la mayor complejidad: cada vez vivimos en sociedades que se interrelaciones con otras y puede producir una debilidad sistémica, como lo vimos con la crisis económica o la pandemia de la gripe.
“Se puede tratar de tener sociedades más inclusivas, sobre el segundo punto sólo podemos trabajar para estar prevenidos”, resumió.
Entre otros problemas que enfrentan las sociedades del futuro mencionó el envejecimiento poblacional, el crecimiento de la población y la mayor cantidad de vehículos.
“Para el 2030, la potencia de las computadoras habrán mejorado un millón de veces.
La tecnología avanza y cada vez los soportes son más pequeños. Para el 2050 habrá más miniaturización.
Existirá una capacidad invisible en nuestros cuerpos, en nuestro cerebro y en el aire.
En cuanto a la medicina, hoy ya hay impresión de algunos órganos en forma tridimensional, como por ejemplo la vejiga. Seremos capaces de regenerar parte de nuestros cuerpos. Todavía no se puede hacer con el cerebro pero ya se podrá hacer.
Y en cuanto a la genética, ya se pueden tener super ratones, que fueron modificados genéticamente que pueden vivir más tiempo y correr más rápido. Por ahora son ratones. Cuando llegue a las personas, esto planteará debates éticos. ¿Habrá una super raza beneficiaria de estos desarrollos? ¿Cómo vamos a gestionar este cambio tecnológico y asegurar que la tecnología será inclusiva?
Debemos estar seguros de que la tecnología nos hará más sabios y nos permitirá tener una mejor vida incluyendo a todos. Hay que hablar de inclusión digital para preparar a toda la sociedad que deberá tomar información para producir conocimiento.
Como sociedad debemos pasar a este estado donde cualquier persona puede producir conocimiento y, para eso, deben estar conectadas, poseer dispositivos y estar informadas”.
La consultora citó el ejemplo de San Luis, donde “la conectividad es absoluta en todo el territorio, gratuita y de banda ancha”. “Esto debería pasar en el resto de Argentina y en otros países.
Para producir conocimiento necesitamos que la gente tenga conectividad. Si uno no está en red no puede participar comunicando conocimientos. También deben tener para construir los conocimientos que la sociedad espera recibir. Y en esta sociedad a la que vamos la formación debe ser claramente científica y tecnológica (aunque no en desmedro de otras disciplinas).
Pero para participar del reparto de recursos económico del mundo debemos poder participar de líneas que serán claves como nanotecnología y nuevos materiales que hacen posible mejorar la calidad de vida de las personas”.
“Muchos pensadores dicen que vamos hacia guerra mundial por el talento, por la gente preparada y que pueda producir conocimiento. Será terrible. Las economías dependen del talento”, dijo y agregó: Debemos desarrollar formas de gestionar el planeta colectivamente y, para eso, necesitamos una sabiduría colectiva. Se necesita formar a los jóvenes para tratar en el mundo que viene, lo que requiere de tecnología y materia gris”.
Por su parte, Pablo Aristizábal, creador de Aula 365, CEO de Competir y profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, dijo que la sociedad del conocimiento es el acontecer de una nueva cultura. “Esta nos atraviesa en todo sentido: no compramos, ni viajamos ni producimos igual. Antes éramoss sacos vacíos a llenar y ahora nos dicen “a producir”. Y esta cultura emerge de la relación con las nuevas tecnologías. Es una cultura físico-virtual”.
En relación al conocimiento, Aristizábal se preguntó cuál es la causa de la educación.
Y se preguntó: “¿Se trata de digitalizar la educación de una educación digital? ¿Es sólo dar computadoras? ¿Qué debe aprender un chico en su paso por la escuela y cuál es el rol del maestro?
Es un facilitador pero también debe provocar para que se pueda crear y producir. ¿El conocimiento sucece con la adquisición o en el proceso de la adquisición?
¿El conocimiento se transmite o co-construye? ¿A qué se llama inteligencia colaborativa?
¿Cómo se forja un pensamiento creador?
La inteligencia es la capacidad para que las cosas sucedan, y en un mundo 2.0 donde la colaboración hace sinapsis.”
“Enseñar no es sólo transferir conocimiento o dar respuestas –continuó-. Es formar y forjar una relación crítica-constructiva frente a los medios.
Es la revaloración del proceso de adquisición de lo adquirido.
La escuela es un medio para aprender, ser más productivos y desarrollar la fuerza liberadora del potencial de cada uno de los chicos. Es enseñar a aprender a co-construir nuevos conocimientos, nuevas respuestas.”
Para Aristizábal no hay manera de surfear el cambio si no es a partir del arrojo. “El proceso de innovación cambia sustancialmente. Emergen nuevas industrias y sólo la adopción de nuevas tecnologías en las brics (las anteriores industrias) hacen posible la expansión.
Son cambios disruptivos, surgidos de un proceso incesante de destrucción creadora.
No es reproducir, es crear. Frente al cambio debemos forjar una sociedad de la pro-acción, de la creación de valor, en un estado de toma de decisión constante”.
Además destacó que cada vez hay mayor fusión entre lo físico y lo virtual.
Para el creador de Aula 365, hay que celebrar el paso de la humanidad hablada, pensada, a una humanidad que conversa.
“En ella el arte de conversarr se aprende al escuchar. Y donde equivocarse es menos grave que pensar de prestado.
A la nueva sociedad de conocimiento no se accede sólo mediante la tecnología, sino sospechando, resistiendo y creando en el marco de una auténtica conversación creadora”, dijo.
Y concluyó: “Debemos formar una sociedad con voluntad de arrojarse a la creación de nuevos mundos y respuestas, iluminando caminos, inspirando al prójimo, trascendiendo lo dado y haciendo que las cosas sucedan de manera innovadora.”.
A su turno, Mercedes Miguel, directora general de Planeamiento Educativo del Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA), explicó que es muy difícil adaptar “el proceso educativo a estos procesos que sabemos que se dan más de la escuela para fuera que de la escuela para adentro”.
Miguel explicó: “Hemos hecho en la ciudad el Plan Sarmiento de educación digital. Nunca fue concebido como plan de conectividad sino como de innovación pedagógica porque lo que cambia a una velocidad que no se puede frenar son las nuevas tecnologías.
Hoy entregamos 178.00 netbooks a cada estudiante de la ciudad de nivel primario y todas las maestras tiene una notebook.
En 10 años la tecnología va a ser otra y por eso nuestro foco está puesto en el recurso humano, que son los docentes. Ellos van a ser parte de un cambio que hoy ellos perciben como violento porque los niños tienen una conexión con la tecnología que es diferente.
Hoy los niños se sientan en un aula pensada hace muchos años y con un docente que tenía lógica muy lineal hasta que llegó el Plan Sarmiento a las escuelas.
Trabajamos con el docente para que comprenda que es parte del cambio, un cambio que no se puede frenar”.
La funcionaria del GCBA destacó que se trabaja para que los chicos salgan de las escuelas con competencias y habilidades que les permitan saber qué hacer con las competencias que tienen.
“Nos gusta pensar en un ecosistema más que en un sistema por respeto a todos los participantes.
La capacidad del chico de de aprender hará que todos como grupo colectivo lleguen al conocimiento. Desde el Estado debemos proveer educación que permita a los estudiantes ser parte activa de esa conformación y capacidad de crear conocimiento. La educación es lo único que les dará los chicos un mejor futuro y la capacidad para lograr movilidad social”.

Anuncios

Un pensamiento en “Presente y futuro en la Sociedad de Conocimiento

  1. […] Presente y futuro en la Sociedad de Conocimiento […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s