Comunidades Inteligentes

Kim Hendi (Ministerio de Industria de Canadá) y Elida Rodríguez (Socia I-SIS, Consultores)

Kim Hendi:
Kim Hendi es canadiense, actualmente trabaja en el Ministerio de la Industria de Canadá y vivió muchos años en la Argentina donde cursó estudios. En el marco de la charla acerca de Comunidades Inteligentes y por cuestiones de traducción, Hendi comenzó haciendo una breve pero importante distinción entre la palabra Smart e Inteligente. Ella utiliza Smart en lugar de inteligente ya que una comunidad “ingeniosa” es una comunidad que usa la tecnología para mejorarla; y, a su entender, la “inteligente” es aquella en la que se implementan tecnologías exitosamente.
Destacó la importancia del uso de tecnología para una comunidad. Explicó que, en este sentido, la ciudad inteligente piensa la tecnología para optimizar los servicios de la ciudad y mejorar los servicios básicos como el sistema móvil y las luces en calles. “Cuando hablamos de “smart” el objetivo es mejorar la vida del ciudadano”, destacó Hendi. Y continuó: “Es pensar en la comunidad y hacer énfasis en la infraestructura humana, no como un fin en sí mismo, sino como medio para mejorar su calidad de vida”.
La brecha digital es uno de los grandes desafíos. “Aunque el 70% de la gente disponga de teléfonos móviles, no todos estamos conectados. Tener un móvil no quiere decir que lo usemos de manera inteligente”, advirtió. La expositora agregó que existen sectores más vulnerables, como los ancianos, que atender y dedicar tiempo a su aprendizaje tecnológico.
Por otro lado, visualizó que hay un corrimiento al mundial real de gente que pasa menos tiempo en Internet y decide retomar formas de vida más naturales en ámbitos naturales.
A su vez, advirtió que para la mayoría de los nuevos desarrollos producidos en las ciudades inteligentes se necesita banda ancha a un costo aceptable; y que por otro lado, es preciso tener en cuenta el espectro para incrementar la disponibilidad para las aplicaciones móviles.
“Cuanto más progresiva es una ciudad, se afianza más el capital humano, y no hay que creer que por qué se implementó tecnología ya todo está resuelto”, afirmó. Es decir que no sólo es necesario que la ciudad esté conectada sino interconectada.
Finalmente la expositora agregó que “hay una oportunidad para reflexionar sobre el impacto que estas tecnologías y aplicaciones están teniendo en las comunidades pero que es preciso también analizar cómo las instituciones y comunidades más arraigadas y tradicionales están teniendo repercusiones también y escuchar qué sienten”.
En síntesis, el eje en el cual se desarrolló la disertación giró en torno a la posibilidad de repensar lo que está necesitando el ciudadano para así innovar en la comunidad y no al revés, lo que implicaría hacer énfasis en el factor humano.

Elida Rodríguez:
“Todas las ciudades inteligentes son ciudades digitales pero no todas las ciudades digitales son inteligentes”.
Con esta premisa comenzó la consultora Elida Rodríguez su disertación sobre Comunidades Inteligentes.
La consultora reflexionó acerca de la evolución de las tecnologías, las empresas, instituciones y las comunidades.
“La tecnología es válida en la medida que ayuda a las personas a resolver sus problemas, a los gobiernos a ser más eficientes y colaborativos”, sostuvo.
Observa que la innovación social, requiere que todos los ciudadanos participen del proceso innovador donde las transformaciones llegan a la mayoría de las personas y de esta manera, colaborativamente son capaces.
En este sentido, enfatizó no bastardear el concepto de gobierno abierto, recordando las condiciones fundantes como la colaboración, la participación, la transparencia y la rendición de cuentas.
Según Rodríguez la innovación es el camino ya que todas las ciudades sienten la necesidad de reinventarse constantemente.
En cuanto a la preparación que disponen para esta transformación, aseguró que hay tantas respuestas como ciudades ya que cada construcción se basa en cada necesidad.
En Latinoamérica las ciudades inteligentes están comenzando a ser una realidad y su desarrollo es de manera dispar pero está sucediendo, aseguró Rodríguez. Para ejemplificar este desarrollo en la región, mencionó el caso de la ciudad de Curitiba en Brasil una ciudad está generando uno de los centros de operaciones más grandes de la zona en transporte, movilidad, agua.
Otro caso es Monterrey en México que posee parques industriales y universidades.
“No es a futuro sino que está sucediendo ahora”, concluyó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s