Transporte y Movilidad Sustentable en Ciudades Inteligentes

Guillermo Dietrich (GCBA), Monica Alvarado (Ente de Transporte Rosario), Pedro Vidal Matamala (Especialista en transporte inteligente), Daniel Russomanno (ITS Argentina).
Modera: Ignacio Viale

Ignacio Viale:
Explicó que la idea de movilidad sustentable surge a raíz del problema de crecimiento demográfico que genera inconvenientes medioambientales y sociales. Y el problema se agravará: la población mundial global ronda los 3.500 millones de personas y llegará en 20 años a 5.000 millones y mientras que hoy se estima que hay 1.000 millones de autos en el mundo en 20 años ese número se duplicará.
“La solución son las Smart Cities, son ciudades que usan la comunicación, información y tecnología para mejorar su funcionamiento”, dijo Viale.

Guillermo Dietrich:
El Subsecretario de Transporte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) explicó que la congestión es una tendencia global y que mientras en 1970 se vendieron 30 millones de autos en el mundo, este año se venderán alrededor de 90 millones.
Un estudio en 20 ciudades que hace IBM indicó que el 35% de las personas estuvo en embotellamientos en dos o más horas. Además, los datos individuales muestran que el indicador en Moscú llega al 63%, en Beijing al 59%, en México al 57% y en Buenos Aires 20%. “Con esto quiero mostrar que pasa en todos lados”, dijo Dietrich.
“Durante mucho tiempo se habló de transporte y de cómo se desplaza la gente de un punto a otro con foco en la velocidad y capacidad y amplitud de los medios de transporte, pero ahora estamos yendo al concepto de movilidad, que es una idea más soft, enfocado en la persona, la accesibilidad, la facilidad de uso y el servicio”, describió Dietrich.
El Plan de movilidad sustentable del GCBA hace foco en el transporte público y la movilidad inteligente.
“Trabajamos en la construcción de vías preferenciales, en el primer Metrobús en Juan B. Justo, se iniciará otro en zona sur y otro en la Av. 9 de Julio, se trabaja en la ampliación de red de subtes de la ciudad. Y se incorporó un nuevo paradigma de movilidad: la bicicleta. Al principio parecía utópico pero es la creación de nuevas alternativas. Tenemos una red de ciclovías y un sistema de bicicletas públicas”, dijo Dietrich.
“Y otro paradigma nuevo –continuó- es el de la movilidad peatonal. Parece obvio, pero las infraestructura de las ciudades no están pensada para eso, desde los semáforos orientados a los autos hasta las veredas. Si se cambia la infraestructura se mejora la movilidad y se incita a la gente a caminar.”
La tecnología debe acompañar esas iniciativas. Dietrich se refirió a BA Móvil, una solución para los teléfonos móviles que da información sobre cortes, estado de subtes y disponibilidad de bicicletas para diferentes zonas, por ejemplo.
“La información disponible es importante. Por ejemplo, no sólo es importante viajar más rápido sino saber cuándo llega el próximo colectivo. La tecnología es fundamental en ese sentido”, concluyó el subsecretario.

Monica Alvarado:
La gerente general del Ente la movilidad de Rosario se refirió al Plan Integral de Movilidad que desarrolló la ciudad mediante un proceso en el que participaron más de 200 instituciones. Este plantea tres estrategias clave:
-Promoción del transporte masivo mediante los colectivos.
-Desarrollo del transporte no motorizado, tanto bicicletas como peatones.
-Disuasión del transporte individual, tanto en motos como autos.
El plan propone varios proyectos, uno de ellos sobre las tecnologías aplicadas a la movilidad.
“Tenemos un Centro de monitoreo de la movilidad del transporte público. Todos los colectivos tienen GPS y desde el centro las podemos ver las 24 horas todos los días del año la situación del transporte y saber en qué situación se encuentran los móviles respecto de los servicios planificados. También podemos visualizar quién es el conductor y a qué velocidad va”, explicó Alvarado.
“No sólo monitoreamos el sistema para ver que cumpla con las condiciones contractuales sino para controlar que dé un buen servicio al usuario y también como herramienta de planificación”, agregó.
Desde el Centro de monitoreo también se da atención al usuario desde un 0800 gratuito.
También hay una página web con información actualizada sobre transporte. Además hay dos sistemas de información al usuario mediante el 0800, mensajes de texto y sitio web: Cómo llego y Cuándo llego. Se reciben alrededor de 53.700 consultas diarias en ambos sistemas. También se desarrolló un aplicativo para teléfonos inteligentes, que recibe más de 14.000 consultas diarias.
En las paradas hay pantallas que brindan información. “En dos años hemos sufrido sólo un hecho de vandalismo, sobre 40 pantallas existentes. Ya adjudicamos 25 más. También hemos colocado en universidades y hospitales puestos de auto consultas del Cómo llego y del Cuándo llego pero también acceder estudios de costos técnicos de transporte urbano de pasajeros y también dejar quejas y sugerencias”.

Pedro Vidal Matamala:
El Ingeniero informático, especialista en sistemas de transporte inteligente y coordinador de ITS de Chile, explicó la experiencia de transporte inteligente en su país.
En general, los proyectos incluyen la idea de fomentar todas las regiones del país, trabajar con proyectos colaborativos coordinados e integrales y ofrecer soluciones del tipo de servicios tecnológicos. También desarrollar modelos colaborativos entre lo público, lo privado y lo académico y pensar en proyectos sustentables en el tiempo operacional y económicamente.
Chile desarrolló un proyecto piloto llamado TransrporTEinforma Los Lagos “que levantó un servicio de información que concentra datos de transporte de la ciudad”.
“Se trata de un proyecto colaborativo porque participan organismos regionales que aportan información, es de rápida puesta en marcha (de 4 a 6 meses), pone el foco en transporte público,con acceso gratuito a la información y despacho de información en vivo a medios de comunicación masivos”, dijo Vidal Matamala.
El servicio está planificado sobre una plataforma Google y el soporte tecnológico está basado en servicios.

Daniel Russomanno:
El presidente de la asociación civil sin fines de lucro ITS Argentina señaló que “ los sistemas de transportes inteligentes tienen mejor costo-beneficio y están probados en todo el mundo, además de reducir consumo de combustible y optimización de la energía”.
Russomanno se refirió a varios subsistemas que “deberían estar centralizados y controlados con visión sistémica en un Centro de control en la zona urbana”, para lograr reducir la congestión de tránsito y lograr otras mejoras. Algunos son:
-carteles de mensajes variables
-kioscos de información y página web
-postes telefónicos de emergencia SOS
-estaciones meteorológicas
-detección de cruce con semáforo en rojo y de velocidad mediante reconocimiento de placa patente automotor.
-monitoreo y detección de incidentes por video.
-localización automática de vehículos mediante GPS.
-control de acceso mediante pilonas automáticas.
-guiado automático a playas de estacionamiento para evitar congestionamiento.
-control del uso del espacio público.
-señalización luminosa y semaforización.
-boleto electrónica.
-metro bus con bagaje tecnológico para asegurar su eficiencia.
-red de fibra óptica por toda la ciudad.

La Arquitectura de una Ciudad Inteligente

Guillermina Abeledo, Martin Fourcade, Edgar Gonzalez, Mario Roberto Álvarez (H).
Modera: Hector Lostri

Mario Roberto Álvarez h.:
El socio de MRA+A recordó que para participar en un concurso internacional de arquitectura de ciudad digital en Osaka, Japón, hace 10 años, recurrió a la investigación. “Fue difícil imaginarnos esa ciudad digital en su funcionamiento y en qué consistía. Más que ver arquitectura empezamos por leer el libro ‘El hombre simbiótico’, de Joel de Rosnay, que plantea que el hombre vivió desde la Revolución Industrial hasta ahora como el hombre depredador, y que a futuro la Humanidad podría ir hacia un estado de simbiosis con la naturaleza de mano de la tecnología como ordenadora. Siguiendo esa filosofía ganamos el primer premio de ese concurso”, relató.
Hoy hay 6.000 millones de habitantes en el mundo y en 50 años seremos 9.000 millones y el 70% vivirá en ciudades. La ciudad digital podrá ayudar a aminorar ese impacto. “Las ciudades deberán ser sustentables a la fuerza. Además de ciudad digital debemos pensar en urbanismo inteligente y generar políticas”, resumió.

Edgar González:
El editor en jefe de edgargonzalez.com aseguró que la Sociedad de la Información ha terminado porque vivimos en la Sociedad de la Sobreinformación.
“Las ciudades han sido inteligentes (smart cities) toda la vida pero podemos hablar de ciudades más inteligentes (smarter cities). Estamos trabajando con ciudades construidas hace mucho tiempo, estamos trabajando con historias y entes vivos”, definió y dijo que hoy el rol del arquitecto es el de una profesión híbrida.
Sobre la idea de belleza de las ciudades, González dijo que importa la belleza pero también el funcionamiento de los edificios y las cuestiones políticas, sociales y económicas que representan.

Martín Fourcade:
Socio en AFT Arquitectos, señaló que a veces hay una distancia entre los arquitectos y los seres humanos que habitan las ciudades. “Esa mirada se traduce en un esquema colectivo”, explicó, y dijo que la responsabilidad como profesionales respecto de la imagen de ciudades que se transmite a los habitantes queda atrapado por lo que quiere un cliente (en el caso del sector privado).
“La visión constante y estática de Buenos Aires como París no es real respecto de la dinámica y el crecimiento y ante la reflexión que varía todo el tiempo sobre quiénes somos y cuál es nuestro tiempo y nuestro lugar”, reflexionó Fourcade.
El arquitecto agregó que a veces se entiende la idea de inteligencia como delegación hacia la tecnología o los medios, pero la idea de ciudad inteligente no es delegable, como no es delegable la identidad de un lugar. “No podemos pensar que nuestro destino es ser o no ser París, como tampoco es delegable la inteligencia del ciudadano que se hace dueño de su ciudad y tiene una idea fuerte de pertenencia. Esa es la inteligencia que debe trasladarse a estos hechos de arquitectura dentro de una ciudad”, dijo.
Fourcade también instó a tomar conciencia sobre los conceptos de periferia y centro. “El centro no mira la periferia. Argentina tiene el mismo patrón de cómo se para frente al mundo. Buenos Aires ha sido o es París y mira hacia afuera pero no vuelve la mirada a la periferia. No sé si a esta altura nos interesa que esa mirada vuelva o si es más interesante una construcción cultural o abarcativa desde una hipercultura. Es importante que las ciudades empiecen a mirar hacia adentro y tengan respuestas coherentes para su identidad, que generen un verdadero sentido de pertenencia”, señaló.

Guillermina Abeledo:
La arquitecta y profesora de la Universidad de Belgrano se refirió al crecimiento demográfico de los próximos años. Agregó que se necesitará eficiencia en los recursos a consumir y que las TICs son una buena herramienta para acercarse a ese objetivo.
Definió que dentro de la ciudad hay un hardware, que tiene que ver con la condición lenta y pesada que hace a las infraestructuras; y un software, que es una condición más versátil y ligera y tiene que ver con la conducta y adaptación de los ciudadanos a distintas circunstancias. “Ahí es donde radica el potencial”, dijo.
“El arquitecto es una especie de malabarista con aspiraciones a estratega, del que se puede valorar su visión holística. En general estamos acostumbrados a analizar contextos y comportamientos y proponemos programas y delineamos sus formas y lo que comunica. Otro personaje es el ciudadano al que vemos como un data entry y hacker, que es quien puede empezar a cargar datos e información, producirla y registrarla casi como un dispositivo más. Otro personaje son las tecnologías, dispositivos y protocolos que irán recibiendo el valor que realmente tienen y que son variable de proyecto; muy útil pero una más de aquellas con las que lidiamos en el desarrollo de un proyecto. Aportan el valor de la participación”, describió Abeledo. La arquitecta indicó que los datos de por sí no tienen valor si no son procesados.

Urbanismo Inteligente: Tejiendo la relación Gobierno – Ciudadanía

Jorge Pérez Jaramillo (UPB de Medellín), Uriel Fogué Herreros (elii, UEM Madrid), , Edgardo Cenzón.
Modera: Daniel Chaín (GCBA)

Edgardo Cenzón:
El subsecretario de Administración del Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) habló del mantenimiento del espacio público en la ciudad.
Hoy el ministerio recibe 190.000 reclamos de vecinos por año y realiza 120.000 intervenciones de empresas de servicio público.
“La ciudad está dividida en 15 comunas, es un proceso de descentralización originado en nuestro ministerio hacia los ex CGP.
Las juntas comunales tienen relación más cercana con el vecino que lo que podemos tener desde la administración central.
Necesitamos tener un proceso sobre el cual montar la operación y nos planteamos contar con información para poder estar a la altura del proceso y reclamos de la gente. El desafío era grande ya que no teníamos información ni soporte técnico digital y problemas en el uso de información para planificar.
Nuestra operatoria estaba desintegrada con el resto de los sistemas de la ciudad”, explicó sobre la organización para dar respuesta a la demanda de la comunidad.
“Definimos un proceso de mantenimiento, una modernización de la infraestructura y capacitación de los recursos humanos”, dijo. Para eso, mediante licitación, se eligió implementar la herramienta digital de gestión SAP.
“El input son las solicitudes de las comunas y reclamos de los vecinos. Estos entran en SAP y tenemos herramientas para planificar y disparar órdenes de trabajo.
Hoy podemos hacer un seguimiento a los trabajos y saber qué estamos respondiendo a los vecinos y qué no. Estamos en proceso de gobierno abierto que se terminará de apreciar hacia el final del mandato”, señaló Cenzón.
El subsecretario enumeró los logros obtenidos hasta ahora:
-cercanía, dada por una mejor respuesta a los reclamos y las inquietudes de los vecinos.
-más control de gestión y agilidad en certificación de las obras.
-integración que hace eficiente el mecanismo de pago de los proveedores
-construcción de estadísticas confiables de productividad.
-agregar criterios de planificación.
-mayor coordinación entre las áreas responsables de los mantenimientos.

Uriel Fogué Herreros:
Profesor de Proyectos arquitectónicos y codirector de la oficina de arquitectura elii en la Universidad Europea de Madrid.
Fogué Herreros comentó sobre proyectos de tecnificación de lo público para el Plan Centro de Madrid.
Uno de ellos consistió en poner marquesinas de paneles solares, especies naturales y recolección de agua de lluvia en la Plaza General Vara del Rey, en el centro de la ciudad.
Para involucrar a la comunidad y hacer que las personas entendieran el proyecto se trató de traducir el lenguaje experto. Por ejemplo, se estableció que habría paneles que brillarán según la energía que obtuvo la plaza de sus paneles solares. Esos paneles cambian de color según el nivel de energía. Algo fácilmente de decodificar por las personas.
También se buscó explicar el estado de la reserva del agua mediante un indicador de zonas inundables. En la plaza hay 13: tantas como pantanos hay en Madrid. El nivel de llenado de agua de cada uno de esos pozos representa proporcionalmente al del embalse que imita. “Es una manera de comprender que el agua tiene una escala territorial y no se trata de abrir el grifo y que mágicamente salga el agua”, dijo Fogué Herreros.

Jorge Pérez Jaramillo:
El director de Facultad de Arquitectura de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia, se refirió al rol de la arquitectura y urbanismo como herramienta que actúa como intérprete sobre los problemas de la sociedad.
“El urbanismo inteligente es multiescala, diverso, progresivo y combina fenómenos temporales como el corto, mediano y largo plazo”, definió Pérez Jaramillo.
El académico se refirió a la historia de Medellín para entender su actualidad.
“La crisis no está asociada sólo al fenómeno del narcotráfico. Hasta los 70 fue centro económico cafetero y agrícola que la hizo tener auge y esplendor económico. Entre los 50 y 70 fue multiplicando su población a medida que iba destruyéndose su base productiva. Adicionalmente apareció el fenómeno de la corrupción política especialmente al final de los 80 cuando hubo un escándalo de corrupción referido al metro de Medellín. Y como complemento apareció el fenómeno del narcotráfico”, describió.
Pérez Jaramillo dijo que la crisis fue una gran oportunidad como motivadora del cambio. Hubo un proceso de amplio diálogo ciudadano para generar un pacto que constituyó una visión de largo plazo y que decía que hacer para superar la crisis.
“Medellín se convirtió en un laboratorio y una sociedad llena de preguntas. Y eso generó, entre otras cosas, como un relevo generacional de gente que no tenía más alternativa que luchar por el futuro con un nuevo liderazgo.
Pasamos de ser habitantes urbanos a ser ciudadanos activos”, señaló Pérez Jaramillo.
Hay un proyecto cívico ciudadano de largo plazo apoyado en creatividad y gestión. Hoy el metro es autosostenible y un orgullo por la calidad de servicio.
“La ciudad ya no es el municipio. Medellín está en valle estrecho que tiene 10 municipios con 10 alcaldes y tenemos entidad que es el Área metropolitana, asociación que tiene potestad legal para definir acciones en transporte, medioambiente y otros temas”, dijo.
“El urbanismo inteligente de Medellín se fundamentó en un tejido político, social y técnico y en la idea de que la ciudad es un proyecto humanista y que el urbanismo asociado a políticas ciudadanas es el único camino de sostenibilidad”, dijo concluyó Jaramillo.

Daniel Chaín:
“La imagen de constructor tiene poco que ver con la idea de desarrollo urbano. Las obras hacen falta, pero son la etapa final de pensar en cómo mejorar la vida de la gente”, explicó el ministro de Desarrollo Urbano del GCBA.
El ministro dijo que apunta a una ciudad inclusiva, creativa, compacta, concéntrica, diversa, bella, amable con quienes la transitan y que estimule el placer de vivirla plenamente. “El desarrollo urbano es el sostén físico del desarrollo humano y así planificamos y construimos”, dijo.
El planeamiento urbano es diferente al urbanismo, dijo Chaín. “Este último es más afín a la arquitectura, es insuficiente para pensar qué ciudad queremos. Las ciudades son el resultado de distintas disciplinas y fundamentalmente de la decisión democrática de los habitantes. Esta estrategia interdisciplinaria es planeamiento urbano. Por este enfoque, los seres humanos son el principio y el fin del desarrollo urbano”, definió.
Chaín también se refirió al mapa territorial de la ciudad, “que contempla distintos tipos de indicadores e información y fue concebido como punto de partida de políticas de desarrollo”. En ese sentido, el ministro se refirió al sur de la ciudad como una de las zonas más desequilibradas en materia de desarrollo y el GCBA trabaja con los vecinos en planeamiento participativo. “Hay una oficina abierta en la comuna para que los habitantes aporten sus conceptos, pero también pueden hacerlo por redes sociales”, dijo.
“Una de las intervenciones que más nos enorgulleció fue el plan hidráulico”, continuó. “La relación de los ciudadanos con esto fue a través de blogs y ellos brindaban información. También tuvimos una infraestructura muy eficiente tecnologicamente para verificar online la cantidad de tierra extraída, de distancia recorrida e indicadores de gestión de las máquinas. Hoy la lluvia ya no es motivo de temor, sino tiene el sentido de disfrute y lúdico para los niños que salen a jugar en los charcos y para los adultos que recuperaron su sentido romántico”, aseguró Chaín.

 

Gobierno Electrónico y su impacto en la Ciudadanía

Sergio Jeréz Rico (Ayuntamiento de Barcelona), Susana Finquelievich (CONICET / Links), Miguel Porrúa (OEA), Pablo Clusellas (GCBA).
Modera: Eduardo Martelli (GCBA).

Sergio Jeréz Rico:
Comentó las experiencias de la administración digital en la Ciudad de Barcelona. Para ello inició su exposición expresando que en materia de e-goverment el Ayuntamiento decidió adoptar una estrategia centrada en tres ejes: personalización de los servicios, ubicuidad de los canales y análisis racional de los procesos verticales y horizontales. A partir de esta introducción enumeró las diferentes experiencias, comenzando por el caso de Bienvenido a Barcelona. Destacó cómo los nuevos canales de interacción con el ciudadano han facilitado los trámites y servicios online que permiten eliminar gran porcentaje de los intermediarios (que suelen ser empresas) entre gobierno y ciudadanos. Estos canales agrupan varios trámites, servicios en uno y se ajustan a las demandas particulares de cada ciudadano.
Otro caso interconectado con el anterior es el de Facturas Telemáticas, en donde el Ayuntamiento de Barcelona con la intención de mejorar los servicios y las demandas de sus ciudadanos, logró la interacción de los diferentes actores intervinientes en el proceso, generando nuevos procesos de pago que no solo mejoran un servicio, sino que también permiten lograr un ahorro de tiempo y recursos.
Otro aspecto importante de la administración digital consiste en generar trabajo dentro de la comunidad, por ejemplo en el desarrollo de aplicaciones para telefonía móvil de interacción con el gobierno, lo que podría generar trabajo para desarrolladores locales. Como por ejemplo: si una empresa que ofrece servicios de restauración tiene acceso a ver cuáles son los edificios de Barcelona que tienen más de cien años, podría ofrecer sus servicios en esos lugares.

Miguel Porrúa:
El conferencista español disertó sobre la nueva burocracia y su impacto en la ciudadanía, el sector público y el e-Gobierno.
Señaló que en Argentina y, en general en América Latina, – salvo en algunos municipios específicos- no hay suficiente desarrollo en materia de gobiernos abiertos. Ello se debe a que falta personal calificado y recursos financieros y también porque suelen producirse desvíos de fondos (por corrupción), lo cual redunda en proyectos de gobiernos abiertos que fracasan.
Expresó que los municipios que han logrado alcanzar cambios de vanguardia se debió a tres condiciones necesarias: el compromiso y liderazgo político, los recursos humanos calificados y la disponibilidad de recursos financieros.
Comentó el caso del municipio Patzún, de Guatemala (www.patzun.gob.gt) donde el alcalde, un hombre de servicio y transparente, logró colocar a su ciudad a la vanguardia en el programa tecnologías de información y comunicación (TIC).
Concluyó su exposición detallando que para alcanzar un verdadero cambio las autoridades locales deben:
– adoptar un liderazgo político que permita armar un equipo humano calificado y una estrategia de avance.
– trasmitir una voz común de cambio al gobierno nacional que transforme la necesidad de avanzar hacia un e-gobierno en un esfuerzo nacional
– y estar dispuestos a la búsqueda de financiamiento.

Pablo Clusellas:
El Secretario Legal y Técnico de la Ciudad de BUenos Aires señaló que administración pública tiene dos activos: información y capital humano.
“En primer lugar hay que plantearse si hay voluntad política de hacer administración electrónica. La tendencia indica que sí, pero muchos no tienen herramientas para hacerlo. Y en otros casos es la corrupción la que impide cambiar a ese sistema”, señaló. Y explicó que:
-Con la administración electrónica cambian las relaciones de poder. El gobierno pierde poder, al ser un sistema más amplio y participativo.
-El cambio de sistema impone capacitación. Se trata de pasar de la capacidad de una administración burocrática a una administración electrónica.
-Hay que encontrar la solución tecnológica adecuada para la administración pública electrónica.
-Se debe crear una normativa que le dé legalidad al proceso de cambio. Hay que evaluar normas con criterio moderno.
Para el funcionario, una vez puesto en marcha este sistema de gobierno, la eficacia y la legalidad, que para algunos parecen antagónicos, se convierten en socios.

Susana Finquelievich:
La investigadora del Conicet fue convocada por el Gobierno de la Ciudad para evaluar, entre otros, aspectos de la administración electrónica como la facilitación de trámites, que requiere una coordinación interna.
Señala que para la participación mediante tecnologías de información y comunicación (TIC) en áreas de política, partidos, reclamos y propuestas políticas -ya sea para organizaciones establecidas o espontáneas- se requiere voluntad política.
También indica que la apertura a nuevos sectores representa cierto riesgo para el poder y aconseja una convocatoria a múltiples sectores para participar en la propuesta de una agenda digital (que incluya temas de ciencia, género, seguridad, cultura, entre otros).
“El gobierno electrónico puede abrir espacios y alentar participaciones”, aseguró.

Haciendo una ciudad sustentable

Florencia Rodríguez (revista Plot), Juan Rodrigo Sampera (Dondereciclo.org), Daiana Hissa (ministra de Medio Ambiente del gobierno provincial de San Luis y vicepresidente del Consejo Federal de Medio Ambiente de la República Argentina)
Modera: Guadalupe Rossi (directora general de Proyectos de Ciudad Inteligente)

Florencia Rodríguez, arquitecta, curadora y crítica de arquitectura de las revistas PLOT, Sunma+ y Barzón, abordó el tema en cuestión desde un abordaje teórico de la  arquitectura, con la intención de vislumbrar el vínculo existente entre las ciudades inteligentes, las nuevas tecnologías y el concepto de sustentabilidad.
En una breve exposición de conceptos, expresó que las nuevas tecnologías permiten vislumbrar una nueva perspectiva de la distribución del espacio público, permitiendo apreciarlo de forma más abstracta y en conexión con todos los elementos que intervienen e interactúan en el espacio a trabajar.
La arquitecta llegó a la conclusión de que nos encontramos con todos los elementos que nos permiten tomar conciencia de que nos enfrentamos a un hábitat totalmente distinto, el cual puede ser mejorado a partir del uso de nuevas tecnologías para modificarlo, mejorarlo y genera cambios que se adaptan mejor a las utilidades de los individuos.
Juan Rodrigo Sampera, diseñador y cofundador de Dondereciclo.org y director creativo de Green Tomato Estudio, relató los orígenes de Dondereciclo.org como una inquietud de un grupo de amigos. “Hay demasiada información y a veces no está bien organizada y administrada y es difícil de encontrar”, explicó sobre su búsqueda de lugares donde reciclar desechos.
“Navegar las redes sociales nos dio la pauta de que hay mucha voluntad de participación. Nos planteamos combinar las tecnologías existentes, con la voluntad para trabajar y la información disponible. Y ahí entró en juego la creatividad. Diseñamos una herramienta digital llamada Dondereciclo, que es un sitio web. En un mapa las personas pueden ver dónde pueden llevar aquello que quieren reciclar. Es muy amigable pero lo más importante es que trabaja sobre base wiki, está hecha por y para la comunidad”, dijo Sampera.
A mitad de 2011 la iniciativa se lanzó en Facebook y Twitter y a principios de este año tenía 10.000 seguidores y hoy 170.000. “La gente pregunta, contesta, y propone soluciones. Se entiende la idea de que la herramienta es para y por todos”, resumió Sampera.
A su turno, Daiana Hissa, ministra de Medio Ambiente del gobierno provincial de San Luis y vicepresidente del Consejo Federal de Medio Ambiente de la República Argentina (Cofema), relató sobre avances tecnológicos en cuestiones medioambientales en San Luis.
“El gobierno trabaja en base a planes estratégicos y la agenda digital, denominada Autopista de la información, también lo es. Es llevada adelante por la Universidad de la Punta, que nos da soporte técnico a las áreas de gobierno para implementar iniciativas ambientales, que son alrededor de 200”, dijo Hissa.
Una de ellas es una red de estaciones meteorológicas, ubicadas en diferentes puntos, que permite acceder a estudios actualizados de diferentes variables climáticas de la provincia. “Nos sirve para plantear escenarios sobre, por ejemplo, enfrentar el calentamiento global”, ejemplificó Hissa.
Hace un año se implementó una iniciativa para fiscalizar desmontes y picadas cortafuegos. “Mediante imágenes satelitales se ve dónde se han producido desmontes. Eso facilita y agiliza la tarea administrativa del ministerio”, explicó la funcionaria.
“A través de la tecnología de la información se puede avanzar en cuestiones medioambientales, por ejemplo en San Luis muchos trámites están virtualizados y no se usa papel, por lo que se cuidan los árboles. El progreso y la tecnología pueden ir de la mano del medio ambiente”, concluyó  Hissa.