Estándares y Rankings de Ciudades Digitales

Arturo Catalán (OCD Iberoamérica),
Marco Peres Useche, (Ext. De Colombia), Germán Rodríguez (Convergencia Research).
Modera: Carlos Mazalán (OCD Iberoamérica)

Comunas TI (Chile)
Arturo Catalán:
Los índices utilizados para medir el rendimiento de las ciudades inteligentes muestran que si bien ha habido mejoras tecnológicas en los municipios auditados, todavía es necesaria una mayor profesionalización.
Sí se ha notado, sin embargo, una mayor participación en las redes sociales por parte de los municipios o territorios inteligentes.
El disertante enfatizó que la modernización de los municipios depende en buena parte de los recursos propios que se encuentran disponibles, ya que no siempre es fácil obtener apoyo de los gobiernos nacionales.

Los territorios digitales como objetos de estudio
Marco Peres Useche:
En Colombia han aumentado las inversiones en tecnología, dijo el disertante. Agregó que, no obstante, la ejecución de los recursos públicos no es óptima si no se acompaña de una de medición que permita auditar esos gastos.
Desde que las sociedades han empezado a formular el pensamiento de gobiernos electrónicos y ciudades inteligentes, se necesita pensar también en la aplicación óptima de los recursos públicos destinados a tales desarrollos.
Peres Useche dijo que se está desarrollando un sistema de evaluación y medición del gobierno electrónico y la ciudad inteligente de Bogotá.
Este y otros sistemas similares miden la ejecución y los resultados de proyectos de ciudades inteligentes y analizan sus consecuencias.

Germán Rodríguez:
Desde el 2004 se están haciendo estudios sobre los índices de rendimiento de los desarrollos digitales.
Se evalúan las soluciones tecnológicas, servicios y equipamiento.
Los grandes usuarios de estos productos son las empresas privadas y la administración pública, pero también el ciudadano.
En el año 2004 se creó un índice para medir qué ocurría con los gobiernos digitales en 150 ciudades de América Latina.
En 2007 se llegó a la conclusión de que la manera de medir y comparar ciudades debía ser inclusiva, con la misma vara y los mismos elementos para todos.
En 2009 y 2011 se hicieron nuevas etapas de estudios teniendo como protagonistas a los usuarios de tecnología.
Se midió el uso de tecnología entre gobiernos, ciudadanos y empresas.
Los resultados en materia de salud y educación no fueron óptimos.
En temas de seguridad se había logrado un mejor posicionamiento.
En 2011, el estudio realizado en 220 ciudades arrojó que la tecnología se había difundido en muchos de los municipios y que había nuevas soluciones puestas marcha.
El disertante planteó el interrogante de cómo se deberían medir las nuevas tecnologías en cuanto a su uso y a su efecto social.
Los actuales índices de medición permiten monitorear la evolución de las ciudades digitales en el tiempo, descubrir qué se está haciendo y cuáles son las necesidades.
“Para que haya ciudades inteligentes tiene que haber brecha digital cero. Creo que todavía estamos lejos de ciudades o territorios digitales óptimos”, dijo el disertante.

Urbanismo Inteligente: Tejiendo la relación Gobierno – Ciudadanía

Jorge Pérez Jaramillo (UPB de Medellín), Uriel Fogué Herreros (elii, UEM Madrid), , Edgardo Cenzón.
Modera: Daniel Chaín (GCBA)

Edgardo Cenzón:
El subsecretario de Administración del Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) habló del mantenimiento del espacio público en la ciudad.
Hoy el ministerio recibe 190.000 reclamos de vecinos por año y realiza 120.000 intervenciones de empresas de servicio público.
“La ciudad está dividida en 15 comunas, es un proceso de descentralización originado en nuestro ministerio hacia los ex CGP.
Las juntas comunales tienen relación más cercana con el vecino que lo que podemos tener desde la administración central.
Necesitamos tener un proceso sobre el cual montar la operación y nos planteamos contar con información para poder estar a la altura del proceso y reclamos de la gente. El desafío era grande ya que no teníamos información ni soporte técnico digital y problemas en el uso de información para planificar.
Nuestra operatoria estaba desintegrada con el resto de los sistemas de la ciudad”, explicó sobre la organización para dar respuesta a la demanda de la comunidad.
“Definimos un proceso de mantenimiento, una modernización de la infraestructura y capacitación de los recursos humanos”, dijo. Para eso, mediante licitación, se eligió implementar la herramienta digital de gestión SAP.
“El input son las solicitudes de las comunas y reclamos de los vecinos. Estos entran en SAP y tenemos herramientas para planificar y disparar órdenes de trabajo.
Hoy podemos hacer un seguimiento a los trabajos y saber qué estamos respondiendo a los vecinos y qué no. Estamos en proceso de gobierno abierto que se terminará de apreciar hacia el final del mandato”, señaló Cenzón.
El subsecretario enumeró los logros obtenidos hasta ahora:
-cercanía, dada por una mejor respuesta a los reclamos y las inquietudes de los vecinos.
-más control de gestión y agilidad en certificación de las obras.
-integración que hace eficiente el mecanismo de pago de los proveedores
-construcción de estadísticas confiables de productividad.
-agregar criterios de planificación.
-mayor coordinación entre las áreas responsables de los mantenimientos.

Uriel Fogué Herreros:
Profesor de Proyectos arquitectónicos y codirector de la oficina de arquitectura elii en la Universidad Europea de Madrid.
Fogué Herreros comentó sobre proyectos de tecnificación de lo público para el Plan Centro de Madrid.
Uno de ellos consistió en poner marquesinas de paneles solares, especies naturales y recolección de agua de lluvia en la Plaza General Vara del Rey, en el centro de la ciudad.
Para involucrar a la comunidad y hacer que las personas entendieran el proyecto se trató de traducir el lenguaje experto. Por ejemplo, se estableció que habría paneles que brillarán según la energía que obtuvo la plaza de sus paneles solares. Esos paneles cambian de color según el nivel de energía. Algo fácilmente de decodificar por las personas.
También se buscó explicar el estado de la reserva del agua mediante un indicador de zonas inundables. En la plaza hay 13: tantas como pantanos hay en Madrid. El nivel de llenado de agua de cada uno de esos pozos representa proporcionalmente al del embalse que imita. “Es una manera de comprender que el agua tiene una escala territorial y no se trata de abrir el grifo y que mágicamente salga el agua”, dijo Fogué Herreros.

Jorge Pérez Jaramillo:
El director de Facultad de Arquitectura de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia, se refirió al rol de la arquitectura y urbanismo como herramienta que actúa como intérprete sobre los problemas de la sociedad.
“El urbanismo inteligente es multiescala, diverso, progresivo y combina fenómenos temporales como el corto, mediano y largo plazo”, definió Pérez Jaramillo.
El académico se refirió a la historia de Medellín para entender su actualidad.
“La crisis no está asociada sólo al fenómeno del narcotráfico. Hasta los 70 fue centro económico cafetero y agrícola que la hizo tener auge y esplendor económico. Entre los 50 y 70 fue multiplicando su población a medida que iba destruyéndose su base productiva. Adicionalmente apareció el fenómeno de la corrupción política especialmente al final de los 80 cuando hubo un escándalo de corrupción referido al metro de Medellín. Y como complemento apareció el fenómeno del narcotráfico”, describió.
Pérez Jaramillo dijo que la crisis fue una gran oportunidad como motivadora del cambio. Hubo un proceso de amplio diálogo ciudadano para generar un pacto que constituyó una visión de largo plazo y que decía que hacer para superar la crisis.
“Medellín se convirtió en un laboratorio y una sociedad llena de preguntas. Y eso generó, entre otras cosas, como un relevo generacional de gente que no tenía más alternativa que luchar por el futuro con un nuevo liderazgo.
Pasamos de ser habitantes urbanos a ser ciudadanos activos”, señaló Pérez Jaramillo.
Hay un proyecto cívico ciudadano de largo plazo apoyado en creatividad y gestión. Hoy el metro es autosostenible y un orgullo por la calidad de servicio.
“La ciudad ya no es el municipio. Medellín está en valle estrecho que tiene 10 municipios con 10 alcaldes y tenemos entidad que es el Área metropolitana, asociación que tiene potestad legal para definir acciones en transporte, medioambiente y otros temas”, dijo.
“El urbanismo inteligente de Medellín se fundamentó en un tejido político, social y técnico y en la idea de que la ciudad es un proyecto humanista y que el urbanismo asociado a políticas ciudadanas es el único camino de sostenibilidad”, dijo concluyó Jaramillo.

Daniel Chaín:
“La imagen de constructor tiene poco que ver con la idea de desarrollo urbano. Las obras hacen falta, pero son la etapa final de pensar en cómo mejorar la vida de la gente”, explicó el ministro de Desarrollo Urbano del GCBA.
El ministro dijo que apunta a una ciudad inclusiva, creativa, compacta, concéntrica, diversa, bella, amable con quienes la transitan y que estimule el placer de vivirla plenamente. “El desarrollo urbano es el sostén físico del desarrollo humano y así planificamos y construimos”, dijo.
El planeamiento urbano es diferente al urbanismo, dijo Chaín. “Este último es más afín a la arquitectura, es insuficiente para pensar qué ciudad queremos. Las ciudades son el resultado de distintas disciplinas y fundamentalmente de la decisión democrática de los habitantes. Esta estrategia interdisciplinaria es planeamiento urbano. Por este enfoque, los seres humanos son el principio y el fin del desarrollo urbano”, definió.
Chaín también se refirió al mapa territorial de la ciudad, “que contempla distintos tipos de indicadores e información y fue concebido como punto de partida de políticas de desarrollo”. En ese sentido, el ministro se refirió al sur de la ciudad como una de las zonas más desequilibradas en materia de desarrollo y el GCBA trabaja con los vecinos en planeamiento participativo. “Hay una oficina abierta en la comuna para que los habitantes aporten sus conceptos, pero también pueden hacerlo por redes sociales”, dijo.
“Una de las intervenciones que más nos enorgulleció fue el plan hidráulico”, continuó. “La relación de los ciudadanos con esto fue a través de blogs y ellos brindaban información. También tuvimos una infraestructura muy eficiente tecnologicamente para verificar online la cantidad de tierra extraída, de distancia recorrida e indicadores de gestión de las máquinas. Hoy la lluvia ya no es motivo de temor, sino tiene el sentido de disfrute y lúdico para los niños que salen a jugar en los charcos y para los adultos que recuperaron su sentido romántico”, aseguró Chaín.