De la Transparencia a la Innovación

Andrew Mclaughlin (Betaworks), Andrew Hoppin (CivicCommons), Micah Sifry.
Modera: Marcos Peña (GCBA)

Micah Sifry:
– Propone hacer un ejercicio para para mostrar la organización de las ciudades.Un ejercicio para entender cómo los seres humanos se organizan para hacer cosas en el mundo.
Con Internet, cambian los sistemas de valores y la manera en que nos organizamos.Plantea cuatro modos de organización que son los siguientes:
– empresas (organizadas de modo centralizado y regidas por el dinero)
– mercados (descentralizados y también regidos por el dinero) organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, como ONGs (centralizadas y regidas por los valores)
– comunidad informal (descentralizadas y también regidas por los valores, como por ejemplo el voluntariado).
Este último tipo de organización es el que se ve impulsado por Internet.
Con estos cambios, se impone un mundo más participativo.
Utiliza el ejemplo de Wikipedia, que se comparte libremente y está hecho por voluntarios. Es un ejemplo del nuevo tipo de vida que estamos transitando.

Andrew Hoppin:
Desde 2009 se puso en marcha el “open government” para lograr una mayor participación y transparencia.
Se pone énfasis en la participación de lo ciudadanos, para que la gente pueda preguntar directamente al gobierno, por ejemplo, en qué se gasta el dinero.
Cuenta la experiencia de la ciudad de Nueva York, que era un Estado ineficiente y costoso.
Empezaron con la utilización del software “Drupal” , que es el que se utiliza también en la ciudad de Buenos Aires.
A través de la utilización de este software se mejoró la accesibilidad y aportó una mayor transparencia en el acceso a los datos relacionados con el gobierno de Nueva York.
Ahora hay una mayor interacción entre la ciudad de Nueva York y sus ciudadanos. Ya sea vía PC o teléfonos móviles.
La idea inicial fue lograr mayor transparencia a través de la innovación y adicionalmente esta innovación terminó significando un ahorro para el gobierno.
Por otra parte, se involucraron más personas, que participaron votando o compartiendo sus ideas y enviando propuestas de leyes.

Andy Freire:
La ciudad de Nueva York empezó a promover la transparencia vía open data ya en 2009. Argentina suele sumarse tarde a este tipo de proyectos pero gracias a su talento creativo no sólo reproducen la iniciativa original sino que adaptan y realizan grandes aportes al sistema.
Freire destacó también los negocios que pueden surgir a partir del open data y alentó a los emprendedores a involucrarse en este nuevo modelo.
“Hay que fomentar que los gobernantes usen el open data para la comunicación con los ciudadanos”, señaló.

Marcos Peña:
Destacó el compromiso del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires con la puesta en marcha de toda iniciativa tendiente a mejorar la transparencia y la comunicación con la ciudadanía.