Resumen general de Ciudades Digitales 2012

Ciudades Digitales 2012, que los días 10 y 11 de octubre se desarrolló en la ciudad de Buenos Aires, ha sido ámbito de reunión para el intercambio de experiencias de distintos lugares del mundo.
Más de 15 casos de estudio se presentaron en este encuentro, entre los de gobiernos y del sector privado. Se escucharon conferencias en los distintos españoles de la región, en portugués, en inglés y hasta en chino.
Esta edición de Ciudades Digitales giró alrededores de tres ejes temáticos:

  • Camino a la Sociedad de la Información
  • Gobierno abierto
  • Ciudades inteligentes

Dentro de estos ejes se trataron además aspectos vinculados con la arquitectura y urbanismo, la salud, la educación, el transporte, los nuevos medios, la seguridad, el rol de los ciudadanos y de las ONG, estados, legislaturas y la ciudad en su conjunto.
Algunos conceptos relevantes para que podamos reflexionar sobre ellos que se dijeron en estas tres salas que tuvieron conferencias en paralelo.

  • Micah Sifry destacó que con Internet cambian los sistemas de valores y la manera en que nos organizamos y resaltó la importancia de la comunidad informal, que son descentralizadas y también regidas por los valores, como por ejemplo el voluntariado, del cual también se habló aquí. Este tipo de comunidades informales son las que promueve internet tal como la conocemos hoy con las redes sociales como protagónicas.
  • El ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad de Buenos Aires, Francisco Cabrera, se refirió a la política de distritos creativos de la ciudad como un concepto que impulsa al sector productivo, genera empleo, regenera algún sector de la ciudad relegado e impulso de Buenos Aires y su identidad para atraer, inversiones y turismo y retener talentos.
  • Como sociedad debemos pasar al estado donde cualquier persona puede producir conocimiento y, para eso, deben estar conectadas, poseer dispositivos y estar informadas, dijo Alicia Bañuelos, consultora.
  • En cuanto a la ciudadanía digital, Francisco Prieto Díez, de la Fundación CTIC, señaló que las agendas digitales se empiezan a preocupar más que de problemas de conectividad por la participación de la gente. Como ejemplo mencionó a Smartcitizen, una iniciativa de Barcelona a la que los ciudadanos aportan datos, desde su domicilio, sobre la humedad, temperatura, ruido que perciben desde su ventana y gasto energético para generar información.
  • Según Pablo Bello, secretario general de AHCIET, esta edición 2012 de Ciudades Digitales realizada en la ciudad de Buenos Aires, fue el mejor evento en el cuál él participó, tanto por la organización como por la convocatoria, el nivel de los panelistas y expositores y la participación de la audiencia.

Como además de estos conceptos se dijeron cientos más, y este es un evento digital, los invitamos a recorrer este blog, donde encontrarán el resumen de todas las conferencias.

Anuncios

Políticas de educación y tecnología en las Ciudades

Alejandro Valdés Soto (Innovación Gubernamental del Estado de Sonora, México), Esteban Bullrich (Min. Educación GCBA)
Modera: Jorge Aguado (GCBA)

Alejandro Valdés Soto:
Jefe de la oficina de Innovación Gubernamental del gobierno del Estado de Sonora, de México, se refirió a un nuevo futuro, un programa educativo con tres objetivos: de igualdad e inclusión social, buscar impactar en la calidad de la educación y cerrar la brecha digital.
El programa le da a cada niño del Estado una laptop que es de su propiedad y para uso dentro de la clase y fuera de ella y conectividad mediante una red de fibra óptica estatal. También habilitó centros comunitarios para brindar asesoramiento sobre la computadora, ya que en muchos casos es la primera computadora del hogar.
“La computadora tiene instalados programas educativos de distintas materias. Se enfoca en reforzar el pensamiento matemático y lógico, pero también la lectura, la comprensión y las ciencias”, explicó Valdés Soto y planteó la necesidad de plantear la entrega de una computadora a cada niño como un derecho.
“Estamos acostumbrados a hablar de las condiciones del sistema educativo en base a salario de docentes y no del éxito o fracaso lo que hace el sistema educativo: recibir a niños y niñas a los tres años darles 13 o 14 años de educación y despedirlo a los 17 años con capacidades y conocimientos para desarrollar su vida con libertad, independencia de criterio y capacidad analítica. Es un problema serio”, señaló.

Esteban Bullrich:
Advirtió que la mitad de los jóvenes no termina el secundario porque no ve la relevancia de lo que aprende. “(Borramos primer oración) Cuando Mauricio Macri me ofreció el Ministerio de Educación hace tres años, la única condición que le puse fue invertir fuertemente en cambiar lo que está pasando dentro de las escuelas, que tiene algunos dolores de parto, como los que vivo hoy. Incomprensión, miedo al cambio, temores. Que son condiciones sine qua non para que el sistema vuelva a ser un sistema educativo en serio y que cumpla con el proceso de darle a los niños conocimientos y capacidades amplios y globales y que atiendan al conocimiento y características propias de cada niño”, explicó.
Bullrich también se refirió al proyecto de GCBA que ya entregó 170.000 netbooks y notebooks entre niños y docentes de la ciudad.
“Antes de hacerlo investigamos qué se hacía en esta materia en otros países.
Una de las cosas que hicimos fue dar capacitación docente antes de que la computadora llegase a la escuela. Además, hay un acompañamiento posterior del equipo docente.
Fue surgiendo otra cosa: cómo mantenerse actualizado con la tecnología, cuyo ratio de obsolescencia es cada vez menor. Entonces repensemos el programa para entenderlo no ya como de entrega de computadoras sino de entrega de conexiones a Internet”, relató el ministro.
Con esa redefinición se estableció que el objetivo era que las comunidades educativas, incluidos los padres, tuviesen conexión a Internet. “La licitación pública que se hizo se enfocó en que nos proveyeran ingreso a Internet con un tamaño de pantalla determinado (netbook y tableta o el dispositivo que fuera).
Al pensar programa como de acceso a información podemos ser más sensible a lo que les interesa a los alumnos en la ciudad, trabajar en la especialización desde el alumno y entender mejor los talentos que puedan aparecer”, agregó Bullrich.
El programa incluyó el desarrollo del sitio integrar.bue.edu.ar, una plataforma de contenidos “para que el conocimiento que se crea colectivamente en las aulas pueda servir para intercambiar contenidos fuera y dentro de la ciudad”.
Entre algunos de los impactos visibles del programa se cuentan el cambio en la configuración de las aulas, que pasaron de estructurarse con escritorios en la tradicional fila a integrarse en círculos donde todos los alumnos pueden verse, y también la participación de los padres. Además, para seguir avanzando con el plan educativo se planea abrir la escuela fuera del horario escolar, “para que vuelva a ser un espacio de aprendizaje para toda la comunidad”.
Bullrich advirtió que con la cantidad de ingresos de estudiantes a la carrera docente en siete años van a faltar maestros en la ciudad. “Esto es porque como sociedad dejamos de valorarlos, respetarlos y de ponerlos en el rol que tenían y deben tener. No creo en los trabajadores de la educación sino en los maestros y las maestras”, señaló.

El rol de Industria TIC en el desarrollo de la Sociedad de la Información

Carlos Pallotti (Fundación Clementina), Guillermo Lobo (TN)

“El modelo que ocupa y persigue la Argentina es el de las ciudades que pueden generar mayor cantidad de cadenas de valor en tecnología, es decir, tener el motor de la tecnología y no sólo ser usuarios”, expresó Carlos Pallotti, presidente de la Fundación Clementina. Junto con el periodista Guillermo Lobo encaró una conferencia sobre las sociedades, la ciudad digital y la necesidad de tener empresas que desarrollen para ese ámbito.
Pallotti se refirió al estado de la educación y formación en la Argentina y comentó que “si bien la tecnología viene creciendo, la educación para las tecnologías modernas es otra cosa”. Según el especialista, nuestro país está poniendo muchos esfuerzos en trabajar para la articulación con la academia de manera de reducir este problema y citó el ejemplo de un programa conjunto con el Ministerio de Educación con fondos del Banco Mundial para emplear gente desocupada o subocupada. El 80% del grupo participante está en este momento trabajando.
Ante una pregunta para que compare dos países como la India y la Argentina en el mundo globalizado, Pallotti dijo: “El total de lo que produce India lo exporta, no lo usa. La cantidad de gente trabajando en relación al total de la población es muy baja. Y, además, India en particular desarrolla modelos muy específicos en una cierta técnica, que hace que la persona esté muy estructurada en el procedimiento y no lo puede vincular a otros aspectos. En este sentido, el argentino es más amplio al poder combinar disciplinas y adaptarse”.
El mercado de exportaciones que abarca la Argentina está influenciada en gran parte por EE.UU., donde va el 60% de los países que componen sus destinos. Entre otros países a los que exporta figuran México, Panamá, Colombia, Perú, Chile, Brasil, España, entre otros.
En cuanto a los productos del sector de desarrollo de software que se venden éstos son muy variados. “Porque hay un proyecto para una empresa y ahí inmediatamente hay desarrollo”, explicó Pallotti. También destacó que hay empresas pequeñas, de entre 50 a 200 empleados, que están haciendo cosas muy ingeniosas con alta demanda como, por ejemplo, motores de 3D para juegos y web conference on line, entre otros.
Cuando se le consultó por la retribución económica del sector, Pallotti sostuvo que si bien cada empresa es un mundo, en general los salarios son buenos y tienden a incrementarse. “Es cierto que hay cierta desaceleración debido a la crisis mundial pero el mercado sigue creciendo por lo que es altamente tentador”, concluyó.
La evolución de los ingresos en el sector industrial de 2003 hasta la actualidad creció de 12 dólares la hora de trabajo a no menos de 30 dólares hoy.
Hay empresas argentinas que actualmente están desarrollando una gran variedad de innovaciones, como por ejemplo, un laboratorio que está haciendo placas embebidas para satélites y una empresa ubicada en La Plata que está desarrollando una súper computadora. Sin ir más lejos la Fundación Clementina desarrolla cámaras panorámicas para transmisión 360 en tiempo real.
“En el ´99 había en el sector tan sólo siete empresas que exportaban. Hoy son más de 150”, dijo Pallotti. Es importante aclarar que este dato creció de manera exponencial sin descuidar el mercado interno, ya que Argentina trabaja en un modelo de industria que sostiene el desarrollo interno pero, por otro lado, está a la búsqueda de oportunidades en el extranjero.
Hasta hace 10 años, la industria estaba distribuida entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba pero hoy esta federalizada, según Pallotti. Según el especialista, hay clúster conformados para la industria no sólo en las capitales provinciales sino también en ciudades como por ejemplo en Sunchales, Santa Fe. El expositor comentó una curiosidad. Dijo que hay varios casos de provincias que no producen para sí sino para otras, generando flujo comercial interno.

La Arquitectura de una Ciudad Inteligente

Guillermina Abeledo, Martin Fourcade, Edgar Gonzalez, Mario Roberto Álvarez (H).
Modera: Hector Lostri

Mario Roberto Álvarez h.:
El socio de MRA+A recordó que para participar en un concurso internacional de arquitectura de ciudad digital en Osaka, Japón, hace 10 años, recurrió a la investigación. “Fue difícil imaginarnos esa ciudad digital en su funcionamiento y en qué consistía. Más que ver arquitectura empezamos por leer el libro ‘El hombre simbiótico’, de Joel de Rosnay, que plantea que el hombre vivió desde la Revolución Industrial hasta ahora como el hombre depredador, y que a futuro la Humanidad podría ir hacia un estado de simbiosis con la naturaleza de mano de la tecnología como ordenadora. Siguiendo esa filosofía ganamos el primer premio de ese concurso”, relató.
Hoy hay 6.000 millones de habitantes en el mundo y en 50 años seremos 9.000 millones y el 70% vivirá en ciudades. La ciudad digital podrá ayudar a aminorar ese impacto. “Las ciudades deberán ser sustentables a la fuerza. Además de ciudad digital debemos pensar en urbanismo inteligente y generar políticas”, resumió.

Edgar González:
El editor en jefe de edgargonzalez.com aseguró que la Sociedad de la Información ha terminado porque vivimos en la Sociedad de la Sobreinformación.
“Las ciudades han sido inteligentes (smart cities) toda la vida pero podemos hablar de ciudades más inteligentes (smarter cities). Estamos trabajando con ciudades construidas hace mucho tiempo, estamos trabajando con historias y entes vivos”, definió y dijo que hoy el rol del arquitecto es el de una profesión híbrida.
Sobre la idea de belleza de las ciudades, González dijo que importa la belleza pero también el funcionamiento de los edificios y las cuestiones políticas, sociales y económicas que representan.

Martín Fourcade:
Socio en AFT Arquitectos, señaló que a veces hay una distancia entre los arquitectos y los seres humanos que habitan las ciudades. “Esa mirada se traduce en un esquema colectivo”, explicó, y dijo que la responsabilidad como profesionales respecto de la imagen de ciudades que se transmite a los habitantes queda atrapado por lo que quiere un cliente (en el caso del sector privado).
“La visión constante y estática de Buenos Aires como París no es real respecto de la dinámica y el crecimiento y ante la reflexión que varía todo el tiempo sobre quiénes somos y cuál es nuestro tiempo y nuestro lugar”, reflexionó Fourcade.
El arquitecto agregó que a veces se entiende la idea de inteligencia como delegación hacia la tecnología o los medios, pero la idea de ciudad inteligente no es delegable, como no es delegable la identidad de un lugar. “No podemos pensar que nuestro destino es ser o no ser París, como tampoco es delegable la inteligencia del ciudadano que se hace dueño de su ciudad y tiene una idea fuerte de pertenencia. Esa es la inteligencia que debe trasladarse a estos hechos de arquitectura dentro de una ciudad”, dijo.
Fourcade también instó a tomar conciencia sobre los conceptos de periferia y centro. “El centro no mira la periferia. Argentina tiene el mismo patrón de cómo se para frente al mundo. Buenos Aires ha sido o es París y mira hacia afuera pero no vuelve la mirada a la periferia. No sé si a esta altura nos interesa que esa mirada vuelva o si es más interesante una construcción cultural o abarcativa desde una hipercultura. Es importante que las ciudades empiecen a mirar hacia adentro y tengan respuestas coherentes para su identidad, que generen un verdadero sentido de pertenencia”, señaló.

Guillermina Abeledo:
La arquitecta y profesora de la Universidad de Belgrano se refirió al crecimiento demográfico de los próximos años. Agregó que se necesitará eficiencia en los recursos a consumir y que las TICs son una buena herramienta para acercarse a ese objetivo.
Definió que dentro de la ciudad hay un hardware, que tiene que ver con la condición lenta y pesada que hace a las infraestructuras; y un software, que es una condición más versátil y ligera y tiene que ver con la conducta y adaptación de los ciudadanos a distintas circunstancias. “Ahí es donde radica el potencial”, dijo.
“El arquitecto es una especie de malabarista con aspiraciones a estratega, del que se puede valorar su visión holística. En general estamos acostumbrados a analizar contextos y comportamientos y proponemos programas y delineamos sus formas y lo que comunica. Otro personaje es el ciudadano al que vemos como un data entry y hacker, que es quien puede empezar a cargar datos e información, producirla y registrarla casi como un dispositivo más. Otro personaje son las tecnologías, dispositivos y protocolos que irán recibiendo el valor que realmente tienen y que son variable de proyecto; muy útil pero una más de aquellas con las que lidiamos en el desarrollo de un proyecto. Aportan el valor de la participación”, describió Abeledo. La arquitecta indicó que los datos de por sí no tienen valor si no son procesados.

Urbanismo Inteligente: Tejiendo la relación Gobierno – Ciudadanía

Jorge Pérez Jaramillo (UPB de Medellín), Uriel Fogué Herreros (elii, UEM Madrid), , Edgardo Cenzón.
Modera: Daniel Chaín (GCBA)

Edgardo Cenzón:
El subsecretario de Administración del Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) habló del mantenimiento del espacio público en la ciudad.
Hoy el ministerio recibe 190.000 reclamos de vecinos por año y realiza 120.000 intervenciones de empresas de servicio público.
“La ciudad está dividida en 15 comunas, es un proceso de descentralización originado en nuestro ministerio hacia los ex CGP.
Las juntas comunales tienen relación más cercana con el vecino que lo que podemos tener desde la administración central.
Necesitamos tener un proceso sobre el cual montar la operación y nos planteamos contar con información para poder estar a la altura del proceso y reclamos de la gente. El desafío era grande ya que no teníamos información ni soporte técnico digital y problemas en el uso de información para planificar.
Nuestra operatoria estaba desintegrada con el resto de los sistemas de la ciudad”, explicó sobre la organización para dar respuesta a la demanda de la comunidad.
“Definimos un proceso de mantenimiento, una modernización de la infraestructura y capacitación de los recursos humanos”, dijo. Para eso, mediante licitación, se eligió implementar la herramienta digital de gestión SAP.
“El input son las solicitudes de las comunas y reclamos de los vecinos. Estos entran en SAP y tenemos herramientas para planificar y disparar órdenes de trabajo.
Hoy podemos hacer un seguimiento a los trabajos y saber qué estamos respondiendo a los vecinos y qué no. Estamos en proceso de gobierno abierto que se terminará de apreciar hacia el final del mandato”, señaló Cenzón.
El subsecretario enumeró los logros obtenidos hasta ahora:
-cercanía, dada por una mejor respuesta a los reclamos y las inquietudes de los vecinos.
-más control de gestión y agilidad en certificación de las obras.
-integración que hace eficiente el mecanismo de pago de los proveedores
-construcción de estadísticas confiables de productividad.
-agregar criterios de planificación.
-mayor coordinación entre las áreas responsables de los mantenimientos.

Uriel Fogué Herreros:
Profesor de Proyectos arquitectónicos y codirector de la oficina de arquitectura elii en la Universidad Europea de Madrid.
Fogué Herreros comentó sobre proyectos de tecnificación de lo público para el Plan Centro de Madrid.
Uno de ellos consistió en poner marquesinas de paneles solares, especies naturales y recolección de agua de lluvia en la Plaza General Vara del Rey, en el centro de la ciudad.
Para involucrar a la comunidad y hacer que las personas entendieran el proyecto se trató de traducir el lenguaje experto. Por ejemplo, se estableció que habría paneles que brillarán según la energía que obtuvo la plaza de sus paneles solares. Esos paneles cambian de color según el nivel de energía. Algo fácilmente de decodificar por las personas.
También se buscó explicar el estado de la reserva del agua mediante un indicador de zonas inundables. En la plaza hay 13: tantas como pantanos hay en Madrid. El nivel de llenado de agua de cada uno de esos pozos representa proporcionalmente al del embalse que imita. “Es una manera de comprender que el agua tiene una escala territorial y no se trata de abrir el grifo y que mágicamente salga el agua”, dijo Fogué Herreros.

Jorge Pérez Jaramillo:
El director de Facultad de Arquitectura de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia, se refirió al rol de la arquitectura y urbanismo como herramienta que actúa como intérprete sobre los problemas de la sociedad.
“El urbanismo inteligente es multiescala, diverso, progresivo y combina fenómenos temporales como el corto, mediano y largo plazo”, definió Pérez Jaramillo.
El académico se refirió a la historia de Medellín para entender su actualidad.
“La crisis no está asociada sólo al fenómeno del narcotráfico. Hasta los 70 fue centro económico cafetero y agrícola que la hizo tener auge y esplendor económico. Entre los 50 y 70 fue multiplicando su población a medida que iba destruyéndose su base productiva. Adicionalmente apareció el fenómeno de la corrupción política especialmente al final de los 80 cuando hubo un escándalo de corrupción referido al metro de Medellín. Y como complemento apareció el fenómeno del narcotráfico”, describió.
Pérez Jaramillo dijo que la crisis fue una gran oportunidad como motivadora del cambio. Hubo un proceso de amplio diálogo ciudadano para generar un pacto que constituyó una visión de largo plazo y que decía que hacer para superar la crisis.
“Medellín se convirtió en un laboratorio y una sociedad llena de preguntas. Y eso generó, entre otras cosas, como un relevo generacional de gente que no tenía más alternativa que luchar por el futuro con un nuevo liderazgo.
Pasamos de ser habitantes urbanos a ser ciudadanos activos”, señaló Pérez Jaramillo.
Hay un proyecto cívico ciudadano de largo plazo apoyado en creatividad y gestión. Hoy el metro es autosostenible y un orgullo por la calidad de servicio.
“La ciudad ya no es el municipio. Medellín está en valle estrecho que tiene 10 municipios con 10 alcaldes y tenemos entidad que es el Área metropolitana, asociación que tiene potestad legal para definir acciones en transporte, medioambiente y otros temas”, dijo.
“El urbanismo inteligente de Medellín se fundamentó en un tejido político, social y técnico y en la idea de que la ciudad es un proyecto humanista y que el urbanismo asociado a políticas ciudadanas es el único camino de sostenibilidad”, dijo concluyó Jaramillo.

Daniel Chaín:
“La imagen de constructor tiene poco que ver con la idea de desarrollo urbano. Las obras hacen falta, pero son la etapa final de pensar en cómo mejorar la vida de la gente”, explicó el ministro de Desarrollo Urbano del GCBA.
El ministro dijo que apunta a una ciudad inclusiva, creativa, compacta, concéntrica, diversa, bella, amable con quienes la transitan y que estimule el placer de vivirla plenamente. “El desarrollo urbano es el sostén físico del desarrollo humano y así planificamos y construimos”, dijo.
El planeamiento urbano es diferente al urbanismo, dijo Chaín. “Este último es más afín a la arquitectura, es insuficiente para pensar qué ciudad queremos. Las ciudades son el resultado de distintas disciplinas y fundamentalmente de la decisión democrática de los habitantes. Esta estrategia interdisciplinaria es planeamiento urbano. Por este enfoque, los seres humanos son el principio y el fin del desarrollo urbano”, definió.
Chaín también se refirió al mapa territorial de la ciudad, “que contempla distintos tipos de indicadores e información y fue concebido como punto de partida de políticas de desarrollo”. En ese sentido, el ministro se refirió al sur de la ciudad como una de las zonas más desequilibradas en materia de desarrollo y el GCBA trabaja con los vecinos en planeamiento participativo. “Hay una oficina abierta en la comuna para que los habitantes aporten sus conceptos, pero también pueden hacerlo por redes sociales”, dijo.
“Una de las intervenciones que más nos enorgulleció fue el plan hidráulico”, continuó. “La relación de los ciudadanos con esto fue a través de blogs y ellos brindaban información. También tuvimos una infraestructura muy eficiente tecnologicamente para verificar online la cantidad de tierra extraída, de distancia recorrida e indicadores de gestión de las máquinas. Hoy la lluvia ya no es motivo de temor, sino tiene el sentido de disfrute y lúdico para los niños que salen a jugar en los charcos y para los adultos que recuperaron su sentido romántico”, aseguró Chaín.

 

Haciendo una ciudad sustentable

Florencia Rodríguez (revista Plot), Juan Rodrigo Sampera (Dondereciclo.org), Daiana Hissa (ministra de Medio Ambiente del gobierno provincial de San Luis y vicepresidente del Consejo Federal de Medio Ambiente de la República Argentina)
Modera: Guadalupe Rossi (directora general de Proyectos de Ciudad Inteligente)

Florencia Rodríguez, arquitecta, curadora y crítica de arquitectura de las revistas PLOT, Sunma+ y Barzón, abordó el tema en cuestión desde un abordaje teórico de la  arquitectura, con la intención de vislumbrar el vínculo existente entre las ciudades inteligentes, las nuevas tecnologías y el concepto de sustentabilidad.
En una breve exposición de conceptos, expresó que las nuevas tecnologías permiten vislumbrar una nueva perspectiva de la distribución del espacio público, permitiendo apreciarlo de forma más abstracta y en conexión con todos los elementos que intervienen e interactúan en el espacio a trabajar.
La arquitecta llegó a la conclusión de que nos encontramos con todos los elementos que nos permiten tomar conciencia de que nos enfrentamos a un hábitat totalmente distinto, el cual puede ser mejorado a partir del uso de nuevas tecnologías para modificarlo, mejorarlo y genera cambios que se adaptan mejor a las utilidades de los individuos.
Juan Rodrigo Sampera, diseñador y cofundador de Dondereciclo.org y director creativo de Green Tomato Estudio, relató los orígenes de Dondereciclo.org como una inquietud de un grupo de amigos. “Hay demasiada información y a veces no está bien organizada y administrada y es difícil de encontrar”, explicó sobre su búsqueda de lugares donde reciclar desechos.
“Navegar las redes sociales nos dio la pauta de que hay mucha voluntad de participación. Nos planteamos combinar las tecnologías existentes, con la voluntad para trabajar y la información disponible. Y ahí entró en juego la creatividad. Diseñamos una herramienta digital llamada Dondereciclo, que es un sitio web. En un mapa las personas pueden ver dónde pueden llevar aquello que quieren reciclar. Es muy amigable pero lo más importante es que trabaja sobre base wiki, está hecha por y para la comunidad”, dijo Sampera.
A mitad de 2011 la iniciativa se lanzó en Facebook y Twitter y a principios de este año tenía 10.000 seguidores y hoy 170.000. “La gente pregunta, contesta, y propone soluciones. Se entiende la idea de que la herramienta es para y por todos”, resumió Sampera.
A su turno, Daiana Hissa, ministra de Medio Ambiente del gobierno provincial de San Luis y vicepresidente del Consejo Federal de Medio Ambiente de la República Argentina (Cofema), relató sobre avances tecnológicos en cuestiones medioambientales en San Luis.
“El gobierno trabaja en base a planes estratégicos y la agenda digital, denominada Autopista de la información, también lo es. Es llevada adelante por la Universidad de la Punta, que nos da soporte técnico a las áreas de gobierno para implementar iniciativas ambientales, que son alrededor de 200”, dijo Hissa.
Una de ellas es una red de estaciones meteorológicas, ubicadas en diferentes puntos, que permite acceder a estudios actualizados de diferentes variables climáticas de la provincia. “Nos sirve para plantear escenarios sobre, por ejemplo, enfrentar el calentamiento global”, ejemplificó Hissa.
Hace un año se implementó una iniciativa para fiscalizar desmontes y picadas cortafuegos. “Mediante imágenes satelitales se ve dónde se han producido desmontes. Eso facilita y agiliza la tarea administrativa del ministerio”, explicó la funcionaria.
“A través de la tecnología de la información se puede avanzar en cuestiones medioambientales, por ejemplo en San Luis muchos trámites están virtualizados y no se usa papel, por lo que se cuidan los árboles. El progreso y la tecnología pueden ir de la mano del medio ambiente”, concluyó  Hissa.

Casos de salud digital

Carlos Cendra Armijo (Dir Des. Globales de e-health Telefónica) Eduardo Steinmann (Microsoft).

Eduardo Steinmann, senior global enterprise global strategist de Microsoft, señaló que “se viven cambios en los puntos de consumo y producción de la tecnología”. El ejecutivo identificó cuatro mega tendencias que son:
-Movilidad y dispositivos: los smartphones han superado las ventas de PCs y laptops. “El usuario promedio en países centrales toca cuatro dispositivos por día. A la mañana mira su mail, va hacia su trabajo y se conecta con su computadora, a la vuelta en su casa juega con alguna consola y al final del día lee o ve una película en algún dispositivo o tableta”, dice Steinmann.
-Social computing: se refiere a la relación que establecemos con las comunidades a las que pertenecemos mediante las redes sociales. “Facebook llegó a los 100 millones de usuarios en un año”, dijo.
-Cloud: la tecnología en cloud se puede producir tecnología sin necesitar servidores. “Es un cambio significativo. Un miembro de una pequeña comunidad tienen el mismo acceso a la tecnología que el Bank of America. Es revolucionario”, ejemplificó.
-Big data: se generan 2.1 zetabytes por año, es decir 1.000 millones de terabytes por año.
A su turno, Carlos Cendra Armijo, director de Desarrollos Globales de e-health Telefónica, habló sobre las implicancias de la tecnología en la salud.“Sólo con el envejecimiento y el gasto que generará esa tendencia se estima que en 20 años se duplicará el gasto sanitario”, dijo. Por eso, los nuevos modelos de atención deben pasar de ser presencial a ser mas ubicua, la medicina debe ser más proactiva que reactiva, el paciente debe ser más responsable por su salud y se necesita desarrollar modelos sanitarios más integrados.
En ese sentido, Cendrá explicó que Telefónica trabaja en diferentes ejes, que son:
-apalancar la conexión y relación con los ciudadanos facilitando acceso a servicios sanitarios. Las nuevas tecnologías ayudan a ese fin.
-llevar la atención de salud al hogar. No es necesario seguir a un paciente crónico en los sanatorios sino que se puede hacer de manera remota.
-dar apoyo y soporte a personas discapacitadas con soluciones que mejoren su calidad de vida.
-acercar herramientas a profesionales de la salud.
-hacer más accesible la información para realizar diagnósticos remotos.
La compañía de telecomunicaciones trabaja en la gestión remota de pacientes en función de sus enfermedades, cronicidad y riesgo. “Se trabaja en una plataforma de servicios que facilita equipamiento y seguimiento de los pacientes”, dijo Cendra y explicó que mediante tablets conectadas por bluetooth con dispositivos biométricos se puede desde diseñar contenidos educativos para la salud del paciente hasta controlarlo. “Esa información está disponible mediante cualquier dispositivo. Y al profesional también se le da herramientas para el seguimiento”, agregó. Con este sistema, hoy en España ya se monitorizan a 2.000 pacientes crónicos con distintas patologías.
Telefónica también ofrece soluciones de apoyo a pacientes mayores. “Se les provee de dispositivos que emiten alertas relacionadas con botón de pánico, caídas de las personas, y si salen de un perímetro predeterminado. Si ocurre alguno de esos incidentes se activa una alarma que llega a un call center y éste redirige esa alerta a un cuidador, un familiar o a un servicio de emergencias público o privado”, explicó Cendra.
Por otro lado, se trabaja en el ámbito de la gestión de la demanda sanitaria mediante la telemática. “Los call centers sanitarios evitan consultas a los servicios de salud”, ejemplificó Cendra.
Esta tecnología también sirve para la gestión de citas mediante distintos canales, como móviles y sistemas automáticos de voz, por ejemplo.
En España, más de 15 millones de ciudadanos son atendidos por la Solución de Cita Médica de Telefónica y se gestionan 1,5 millón de citas al mes. “El objetivo es hacer más accesible la salud a la población”, concluyó.