Clusters Tecnológicos como motor de desarrollo de la Sociedad de la Información

Francisco Saboya (Porto Digital BR), Jorge A. Buitrón (Querétaro, MEX), Francisco Cabrera (GCBA).
Modera: Sebastián Dominguez (Asoc.Empresas del Distrito Tecnológico de Bs. As.)

Francisco Saboya:
Presidente y director de Porto Digital, parque tecnológico de Recife, en Brasil, se refirió al emprendimiento que lidera, como una experiencia de la integración de los sectores público y privado.
Fundado hace 12 años, Porto Digital nació orientado a la tecnología de la información y rápidamente introdujo el concepto de economía creativa.
Concentra más de 200 empresas e instituciones. “Queríamos integrar lo mejor de las políticas públicas, el sector emprendedor y la academia”, dijo Saboya.
El año pasado allí trabajaban 6.500 personas y la facturación superó los U$S 500 millones.
El parque fue reconocido por académicos y publicaciones como una de las experiencias más exitosas de entre estos modelos y uno de los lugares del mundo donde el futuro está siendo generado.
Entre las áreas de actuación del polo se destacan la inteligencia artificial, juegos y entretenimiento, audiovisual, multimedia, diseño, fotografía, música, seguridad de la información y aplicaciones móviles. “El concepto de la economía creativa no sólo genera un cambio en el perfil del consumidor sino de las personas en general”.
“Ponemos el foco en las personas porque ellas son la fuente de creatividad y desarrollo, además del destino de toda la acción pública-privada”, dijo Saboya.
“La universidad trabaja de forma aislada con sus investigaciones y programas de formación de capital humano.
El mercado trabaja de forma espontánea y autónoma.
El gobierno tiene calendario electoral que se le impone y las políticas públicas son cíclicas.
En Recife existía un cuarto componente: un área urbana de localización estratégica que interesaba reactivar”, dijo Saboya. Porto digital fue creado para integrar los aportes de universidad, empresas y el Estado en un lugar clave de Brasil.

Jorge Buitrón:
Presidente del Consejo Nacional de Clústeres de México, explicó que los polos de desarrollo tecnológico buscan impactar a la sociedad. En México hay 30 clústers.
“En México, el nacimiento de clústeres tecnológicos se centra en la definición a nivel país de lo que son acciones de desarrollo y fomento los sectores estratégicos definidos para dar fuerza a la economía”, dijo.
Uno de esos sectores es de las tecnologías de información, con servicios de apoyo a negocios y a industrias creativas.
Buitrón mencionó el proyecto Prosoft 2.0, de la secretaría de Economía, en conjunto con el Banco Mundial. Entre otras, la iniciativa de Prosoft se enfoca en las exportaciones e inversiones en la parte de infraestructura tecnológica del país, desde telecomunicaciones hasta difusión del uso de las TICs. El Banco Mundial trabaja sobre capital humano, clusters, financiamiento, parques tecnológicos como sedes de los clústers, compras del gobierno y temas legales.
“El concepto de clúster es sumar. El racimo, como es la traducción de clúster, es lo que da fuerza”, dijo Buitrón.

Francisco Cabrera:
Ministro de Desarrollo Económico del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA), se refirió a la política de distritos creativos de la ciudad como un concepto que asocia diferentes ideas: impulso al sector productivo, generación de empleo, regeneración de algún sector de la ciudad relegado e impulso de Buenos Aires y su identidad (marca ciudad) para atraer, inversiones y turismo y retener talentos.
“Un distrito es el desarrollo de un territorio determinado, a partir de la promoción de una industria estratégica. Muestra a la ciudad como espacios temáticos, concentra empresas de un mismo sector, promueve la sinergia público-privado, desarrollo barrios postergados y con poca inversión pública se genera una gran inversión privada”, definió Cabrera.
A las empresas que se radican allí se las beneficia con exenciones impositivas y beneficios de tipo crediticio.
Los distritos de la ciudad son:
– Distrito Tecnológico: en Parque Patricios, con 125 empresas, 10.000 nuevos empleos y crecimiento de dos empresa por mes
– Distrito de las Artes: San Telmo y La Boca.
– Distrito de Diseño: en Barracas.
– Distrito audiovisual: en Colegiales, Chacarita, Palermo y Villa Ortúzar, tiene 130 empresas, 5.100 empleos, 600 producciones anuales.
Los tres primeros están ubicados en la zona sur de la ciudad. El objetivo fue desarrollar esa parte y mejorar la calidad de vida de los vecinos. “Ya hay más de 10.000 nuevas personas que están yendo a la zona y algunas se empiezan a mudar”, aseguró Cabrera.
También se buscó promover industrias que generan empleo de alto valor, atraer inversiones e incrementar el número de profesionales en cada industria.
“En cuanto al Distrito Tecnológico tenemos el compromiso de dos universidades relacionadas con tecnología y ciencias duras que estarán trabajando allí”, dijo Cabrera.

 

Anuncios

Haciendo una ciudad sustentable

Florencia Rodríguez (revista Plot), Juan Rodrigo Sampera (Dondereciclo.org), Daiana Hissa (ministra de Medio Ambiente del gobierno provincial de San Luis y vicepresidente del Consejo Federal de Medio Ambiente de la República Argentina)
Modera: Guadalupe Rossi (directora general de Proyectos de Ciudad Inteligente)

Florencia Rodríguez, arquitecta, curadora y crítica de arquitectura de las revistas PLOT, Sunma+ y Barzón, abordó el tema en cuestión desde un abordaje teórico de la  arquitectura, con la intención de vislumbrar el vínculo existente entre las ciudades inteligentes, las nuevas tecnologías y el concepto de sustentabilidad.
En una breve exposición de conceptos, expresó que las nuevas tecnologías permiten vislumbrar una nueva perspectiva de la distribución del espacio público, permitiendo apreciarlo de forma más abstracta y en conexión con todos los elementos que intervienen e interactúan en el espacio a trabajar.
La arquitecta llegó a la conclusión de que nos encontramos con todos los elementos que nos permiten tomar conciencia de que nos enfrentamos a un hábitat totalmente distinto, el cual puede ser mejorado a partir del uso de nuevas tecnologías para modificarlo, mejorarlo y genera cambios que se adaptan mejor a las utilidades de los individuos.
Juan Rodrigo Sampera, diseñador y cofundador de Dondereciclo.org y director creativo de Green Tomato Estudio, relató los orígenes de Dondereciclo.org como una inquietud de un grupo de amigos. “Hay demasiada información y a veces no está bien organizada y administrada y es difícil de encontrar”, explicó sobre su búsqueda de lugares donde reciclar desechos.
“Navegar las redes sociales nos dio la pauta de que hay mucha voluntad de participación. Nos planteamos combinar las tecnologías existentes, con la voluntad para trabajar y la información disponible. Y ahí entró en juego la creatividad. Diseñamos una herramienta digital llamada Dondereciclo, que es un sitio web. En un mapa las personas pueden ver dónde pueden llevar aquello que quieren reciclar. Es muy amigable pero lo más importante es que trabaja sobre base wiki, está hecha por y para la comunidad”, dijo Sampera.
A mitad de 2011 la iniciativa se lanzó en Facebook y Twitter y a principios de este año tenía 10.000 seguidores y hoy 170.000. “La gente pregunta, contesta, y propone soluciones. Se entiende la idea de que la herramienta es para y por todos”, resumió Sampera.
A su turno, Daiana Hissa, ministra de Medio Ambiente del gobierno provincial de San Luis y vicepresidente del Consejo Federal de Medio Ambiente de la República Argentina (Cofema), relató sobre avances tecnológicos en cuestiones medioambientales en San Luis.
“El gobierno trabaja en base a planes estratégicos y la agenda digital, denominada Autopista de la información, también lo es. Es llevada adelante por la Universidad de la Punta, que nos da soporte técnico a las áreas de gobierno para implementar iniciativas ambientales, que son alrededor de 200”, dijo Hissa.
Una de ellas es una red de estaciones meteorológicas, ubicadas en diferentes puntos, que permite acceder a estudios actualizados de diferentes variables climáticas de la provincia. “Nos sirve para plantear escenarios sobre, por ejemplo, enfrentar el calentamiento global”, ejemplificó Hissa.
Hace un año se implementó una iniciativa para fiscalizar desmontes y picadas cortafuegos. “Mediante imágenes satelitales se ve dónde se han producido desmontes. Eso facilita y agiliza la tarea administrativa del ministerio”, explicó la funcionaria.
“A través de la tecnología de la información se puede avanzar en cuestiones medioambientales, por ejemplo en San Luis muchos trámites están virtualizados y no se usa papel, por lo que se cuidan los árboles. El progreso y la tecnología pueden ir de la mano del medio ambiente”, concluyó  Hissa.